Según los turistas de que viajan a Baleares, Menorca es la isla mejor valorada según afirma la última entrega de los Quaderns Gadeso.

Este estudio se realiza con el objetivo de descubrir la competitividad del producto turístico balear, analizando la opinión y valoración de los turistas respecto una serie de variables. De esta forma, se pueden identificar los puntos fuertes y débiles del producto ofertado y mejorar en consecuencia a ello. Está edición de Quaderns Gadeso es complementaria a la 345 la cual hace referencia a la opinión de los turistas sobre Mallorca, ya que en este número solo se puntua respecto Menorca, Ibiza y Formantera.

Menorca obtiene un aprovado

Menorca muestra el mejor resultado con un 5,1 de valoración global respecto a alojamiento, oferta especializada, servicios públicos y entorno medioambiental, aunque estos dos últimos, muestran una nota inferior al año 2017.

Después de ralizar 500 entrevistas, observamos como los puntos fuertes de Menorca y que le ayudan a obtener una buena puntuación hacen referencia a la Reserva de la Biosfera y dar valor recursos nautrales. Potenciar el patrimonio histórico y cultural, los productos diferenciados y responder a nuevas demandas como son agroturismos y hoteles rurales. Por otro lado, la saturación, la estacionalidad, el “todo incluído” y alquileres turísticos, además del transporte público y falta de oferta complementaria específica hacen que Menorca baje su puntuación.

En cuestión de alojamiento, Menorca suspende respecto a la limpieza con un 4,2  y en installaciones con un 4,8. La mejor nota se la lleva el personal con una media de 6 la relación precio-calidad con un 5,4.

Respecto a los servicios públicos solo obtienen un aprovado de 5 la asistencia sanitaria, mientras que el transporte conisgue una media de 3,5 siendo la nota más baja de todas las variables analizadas.

Al preguntarle a los turistas por la valoración respecto la oferta especializada, la oferta lúdica alcanza la mejor nota con un 6,7, mientras que la oferta comercial y los servicios en las playas no llegan a alcanzar el aprovado. Las variables analizadas referente al entorno medioambiental no consiguen el aprovado, siendo la contaminación acustica la peor valorada con un 3,8.