La Dirección General de Tráfico (DGT) en las próximas semanas intensificará los controles de alcohol y drogas en toda España, en todo tipo de vía y a cualquier hora y día de la semana. Se trata de la puesta en marcha de la campaña de “tolerancia cero” que pretende recordar que las drogas y el alcohol son los responsables de 1 de cada 4 muertos en accidentes de tráfico, así como que su consumo multiplica entre 2 y 7 veces las posibilidades de tener un accidente.

Últimamente los telediarios ponen de manifiesto que España es uno de los países del mundo con mayor consumo de cocaína y cannabis, llegándose a registrar un % superior de conductores que conducen bajo los efectos de las drogas, frente a los que conducen ebrios. A todo ello, se estima que 3 de cada 100 conducen con la mezcla explosiva de ambos.

En lo que a los controles se refiere, la DGT realizará un primer test, capaz de detectar el consumo de pocas horas, que en el supuesto de arrojar un resultado positivo, el conductor deberá dejar de conducir y someterse a una segunda prueba, mucho más precisa, que se remitirá con todas las garantías y custodias a un laboratorio. Si esta segunda prueba confirma el positivo, entonces se sancionará al conductor, bien por falta administrativa o por la vía penal, según el caso en particular. Vía Administrativa (500.00€ de multa y pérdida de 6 puntos del carné); Vía penal (prisión de 3 a 6 mese o multa económica de 6 a 12 meses fijada por el juez, trabajos en beneficio de la comunidad y retirada del carné de 1 a 4 años). Estamos en Verano, una de las mejores estaciones del año (si no la mejor para la gran mayoría) y bien merece disfrutarla con los nuestros sin tener que adoptar posturas de conducción agresivas o peligrosas. ¿No creéis? ¿Merece la pena llegar antes? ¿Conducir en un estado inconsciente? ¿Pagar de nuestro bolsillo una estupidez? Disfrutemos de la vida en paz con nosotros mismos y con los demás.