destrozar coches menorca

Todos sabemos que el mundo del cine, cuando se lo propone, es capaz de sorprendernos, y más aún, cuando la película cuenta con un presupuesto interesante. Algunos directores, guionistas, actores, logran transmitirnos el mensaje de un modo prodigioso o simplemente sensacional , otros, simplemente, nos decepcionan. La última entrega de “Jungla de Cristal: un buen día para morir” se permite el lujo de destruir hasta 132 coches para grabar una escena del film. Su director, John Moore, admite que el coste de la faena asciende a más de 8 millones de euros. Y yo me pregunto: ¿Es realmente necesario? ¿No es suficiente la presencia del actor Bruce Willis (John McClane) para arrancar alguna que otra carcajada al público a base de insultos, gestos y sus inconfundibles caras de tipo duro? En fin, en mi modesta opinión, sería mucho mejor que en lugar de destrozar tantos coches (entiendo que se trata de una película de acción y que como tal debe contar con escenas “espectaculares”) se escribiesen mejores guiones que, al menos, al espectador le diera la impresión de ver “producto fresco” y no la recreación exagerada de cualquier video-juego, donde Bruce Willis es capaz de sobrevivir a cualquier asalto.

Además, como estaréis imaginando, los coches destruidos no son precisamente de aquellos que uno mismo, en su interior, piensa que deberían estar en el chatarrero… ¡Da penita hombre! En definitiva, si te gusta Bruce Willis, ir al cine con tu pareja y/o amigos, comerte unas palomitas, has visto las 4 entregas anteriores y no te importa dejarte unos euros, quizás este fin de semana de mucho frío sea una opción, de las muchas que hay en cartelera.