puerto ciutadella

Menorca cuenta con 5 puertos naturales. El de Mahón, uno de los mejores del Mediterráneo, con 5 kilómetros y medio de longitud y una anchura que oscila entre los 225 y los 750 metros. Su importancia estratégica y comercial determinó la capitalidad insular durante la época romana y luego a partir de 1722, y motivó que Menorca fuera codiciada por las potencias europeas en el siglo XVIII.

Puerto de Ciutadella, con 1.100 metros de largo. Sus obras de ampliación duraron largos años y terminaron en 1964. Presenta el fenómeno curioso de sus “rissagues”, no debidas a la marea sino a súbitas corrientes submarinas que causan una rápida subida y bajada del nivel de las aguas. Actualmente, junto al puerto de Mahón, constituye el segundo puerto de entrada de navieras con pasajeros y mercancías.

Puerto de Fornells, de unos 5 kilómetros de longitud por 2 de anchura. Su escasa profundidad no le hace apto para buques de mediano calado, pero su panorama es uno de los más admirables de la isla. Fornells es la meca indiscutible de la famosa Caldereta de Langosta.

Puerto de Addaia, de 3.5 kilómetros de largo por 400 metros de ancho. Es otro paraje muy bello digno de visitarse.

Puerto de Sa Nitja, que se abre al lado occidental del cabo de Cavallería. Es actualmente refugio de barcas pesqueras, pero junto al mismo se levantaba, en la época romana, la ciudad de Sanisera, de la que aún se observan vestigios.