conducir con viento

Estas últimas semanas España está experimentando temperaturas bajas y, en más de una comunidad, fuertes rachas de viento. Baleares es una de ellas. Indudablemente, la conducción en invierno difiere considerablemente de otras estaciones. Lluvias, fuertes vientos, heladas, nevadas,… enmarcan el día a día de los españoles durante estos meses. En Ownerscars lo sabemos muy bien y por ello creemos conveniente ofrecer algunos consejos para conducir más tranquilos y seguros. ¡Comencemos!

¿Cuándo hace más viento de lo normal?

  • Si vas circulando por la carretera y notas que a tu coche le cuesta mantener la velocidad o, lo que es lo mismo, cierta resistencia al avance es porque el aire sopla desde el frontal. Por contra, si el viento es de cola, nos percataremos de que el coche parece ir más ligero. En estos casos, no es recomendable aumentar la velocidad, pues el propio viento ya nos ofrece un empujón extra.
  • Si notas los temidos bandazos, es decir, fuertes rachas de viento lateral que logran desplazarte hacia un lado u otro de la carretera y que, por consiguiente, te obligan a mantener bien fuerte las dos manos al volante. Es entonces cuando más atención debes poner en los posibles adelantamientos que vayas a realizar y, más aún, si se trata de un vehículo voluminoso. Se trata del temido “efecto pantalla”, que se da cuando estás adelantando precisamente a un vehículo más grande y tiende a desplazar tu vehículo contra él. El remedio es sencillo, debes compensar dicha inercia girando el volante hacia el otro lado con golpecitos.
  • Un día con fuerte viento lo confirma el propio paisaje, pues los árboles y arbustos lo padecen. Lo mismo sucede con el ruido, llevar bacas y/o portaequipajes un día de fuerte viento acentúa aún más la acústica en el habitáculo.

¿Qué debemos hacer para circular en lugar de “volar” sobre el asfalto?

  • Disminuir la velocidad y mantener una una aceleración constante.
  • Sujetar el volante con fuerza y realizar movimientos suaves.
  • Prestar especial atención en la salida de túneles y zonas protegidas por el viento, pues la incidencia del viento al superarlos será mayor. Lo mismo sucede en los adelantamientos. Tal y como os comentamos en párrafos anteriores, debes estar preparado para el denominado efecto pantalla y efectuar golpecitos firmes y progresivos hacia el lado contrario durante el adelantamiento para evitar la inercia de chocar contra el vehículo más voluminoso.
  • Evitar siempre la carga excesiva del habitáculo. A excepción de si estás de viaje, o bien, que por motivos laborales el habitáculo de tu coche está más lleno de lo habitual, evita siempre la carga excesiva del mismo. En el supuesto de que debas trasladar la carga, distribuyela con esmero teniendo en cuenta el centro de gravedad.

Finalmente, de especial importancia son los paneles informativos que encontrareis durante vuestro recorrido, las señales de tráfico y las noticias al respecto que podáis ver por la tele, leer por Internet, y escuchar por la radio. Todos los consejos y advertencias son buenas!

Días como estos el Parque eólico de Es Milà, en Menorca, está en funcionamiento, y los windsurfistas más valientes realizando saltos y surfeando olas!